martes, 7 de julio de 2015

Sigo alaytodlumbrales

    Han pasado muchos meses desde la última entrada de este blog, creado con la intención de contar como concejal del Ayuntamiento lo que, "desde dentro", pensaba que era nuestra obligación contar.
    Pero estar alaytodelumbrales es mucho más que sentir y luchar por tu pueblo cuando crees que tienes la obligación "legal" de hacerlo. Estar alaytodlumbrales también es dar tu opinión sobre lo que sucede, aportar las ideas que piensas que pueden ser positivas, o difundir las noticias que conoces y crees que pueden ser de interés general, especialmente cuando no hay nadie más que las transmita. 
    Porque el silencio es cómplice, y no quiero serlo de aquello que no me gusta.
    Porque siento Lumbrales y quiero seguir siendo parte de su presente y colaborar para que también tenga futuro.
    Y porque, como sucedió en el último Pleno y primero de esta Legislatura, lamento que nuestro Ayuntamiento renuncie a la creación de Comisiones Informativas.

    Porque las Comisiones Informativas son uno de los órganos complementarios más importantes de los ayuntamientos, tan sólo detrás de los propios concejales. No tienen atribuciones resolutorias, pero asumen una importantísima función de estudio, informe o consulta de los asuntos que después se llevarán al Pleno.
    Según el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, el número y denominación de las Comisiones Informativas se decide mediante acuerdo Plenario a propuesta del Alcalde, “procurando, en lo posible, su correspondencia con el número y denominación de las grandes áreas en que se estructuren los servicios corporativos”. Están integradas de forma proporcional a los grupos políticos representados, y el Alcalde es el presidente nato de todas ellas. Sus dictámenes tienen carácter preceptivo y no vinculante; es decir: están obligadas a dictaminar, si bien no es obligatorio adoptar sus propuestas.
    La legislación contempla expresamente que la Comisión Especial de Cuentas es obligatoria (de existencia preceptiva) pero, interpretar que por ello las demás no lo sean parece cuando menos una postura interesada.

    Que un Ayuntamiento y un Alcalde con mayoría absoluta como el nuestro renuncien a escuchar formal y legalmente, con luz y taquígrafos e independientemente de cualesquiera otras charlas informales, los informes o estudios de los concejales democráticamente elegidos, emite un mensaje, cuando menos, poco tranquilizador para la ciudadanía.
    Los Ayuntamientos democráticos, una vez constituidos, no sólo representan a quienes les dieron su confianza para ejecutar Programas que muchas veces, y tenemos casos muy recientes, son sólo papel mojado. Los Ayuntamientos democráticos, una vez constituidos, están para atender las demandas de la mayoría de la población, unas demandas que el alcalde, como máximo representante, debe velar por interpretar correctamente y asumir, aunque no siempre coincidan con las suyas. 
    Y nada mejor para interpretar la voz de l pueblo que escuchar donde corresponde, y con la seriedad y el rigor que corresponde, a los representantes que nos hemos dado la auténtica mayoría: todos y cada uno de los votantes de esta noble villa. 

martes, 5 de noviembre de 2013

Y esto es todo, amigos


Os comunico que acabo de entregar en el Ayuntamiento la carta de mi renuncia a seguir formando parte del mismo. Aquellos que habéis seguido algo nuestra trayectoria entenderéis perfectamente el porqué. 
Gracias a todos por haber estado ahí todo este tiempo, y hasta siempre.
Un saludo
Francisco Caro 

Sr. Alcalde:

Como concejal del Ayuntamiento de Lumbrales y portavoz del Grupo Socialista le comunico que, con fecha de hoy, presento mi renuncia a seguir formando parte de esta Corporación.

Considero que, después de casi dos años y medio de legislatura, todo lo que pensé que podía aportar a mi Ayuntamiento y a mi pueblo ya lo he aportado, lamentablemente con poco o nulo resultado. 
Entiendo perfectamente que la responsabilidad de gobierno le corresponde a su Grupo, pero también pienso que un Ayuntamiento y un alcalde deberían tener más en cuenta al porcentaje de población que no les apoyó y al que nosotros representamos.

El anecdótico número de Comisiones convocadas en este tiempo, la falta de debate en las mismas, donde mayoritariamente se trataron asuntos cerrados con imposiciones de organismos superiores, el olvido en el que han caído temas que consideramos básicos para nuestra propia subsistencia, como la concentración parcelaria, el turismo, la despoblación o el apoyo al empleo, son los principales motivos que me han llevado a tomar esta decisión. 

Pienso que la situación excepcional de nuestros pueblos requiere políticas excepcionales más allá de la organización de unas fiestas, la redacción de unas normativas o el asfaltado de unas calles. Es cierto que la situación general de crisis no favorece esas políticas, pero también es cierto que no puede ponerse siempre esto como excusa para al menos no intentarlo.

Espero y deseo que el éxito le acompañe en el tiempo que queda de legislatura, porque eso será bueno para todos. Personalmente, sabe que puede seguir contando con mi colaboración.

Atte.

Francisco Caro
Lumbrales, 5 de noviembre de 2013

viernes, 2 de agosto de 2013

Dos años ya

Sr. alcalde
Los Plenos Extraordinarios, por norma, no admiten preguntas, si bien usted tiene la facultad de permitir que sí se hagan.
Dado que no vemos justificación a la supresión del Pleno Ordinario correspondiente -y no es la primera vez que ocurre-, para convocar una semana después otro Extraordinario perfectamente prescindible, vamos a rechazar esa concesión, aunque, si nos permite, y aprovechando que se acaba de cumplir el segundo año de esta Legislatura, nos gustaría hacer algunas valoraciones y recordar algunos interrogantes que en muchos casos siguen coleando desde el inicio de esta Legislatura.

En primer lugar consideramos que se deberían respetar más las normas del juego y dar más participación al resto de concejales convocando las correspondientes Comisiones donde se puedan debatir y proponer los temas que afecten al municipio. Imagino que es usted consciente de que algunas comisiones sólo se han convocado una vez en más de dos años, lo cual puede significar dos cosas: o que no hay temas que tratar, o que los que hay los soluciona directamente el alcalde. Los dos supuestos son bastante tristes, desde luego, y dicen muy poco de la democracia interna de este ayuntamiento.

Este Pleno se celebra una semana después de la fecha correspondiente por, al parecer, la necesidad de incluir un tema, la posible instalación del servicio de gas en el municipio, que finalmente no se ha incluido. ¿Creen de verdad más necesario apostar por ese tipo de energía, controlada por una multinacional y para la que no existe demanda, en lugar de apoyar otras alternativas más naturales y ecológicas como el pellet, por el que además están apostando algunos empresarios del municipio?.

Podemos entender que la falta de recursos provoque cierta paralización, pero no que se suprima también la posibilidad de estudiar entre todos fórmulas que puedan ayudar a salir del bache.
Ustedes rechazaron la creación de una Comisión de Festejos, por ejemplo, y ahora nos encontramos con que no encuentran colaboradores para organizar un Campeonato de Fútbol Sala que era desde hace años uno de los grandes atractivos de los días previos a las fiestas. ¿Por qué no han convocado con tiempo suficiente a colectivos, asociaciones o clubes deportivos que podrían decir mucho sobre estos temas?. Tal vez si no se hubiera retirado la subvención al Equipo local de Fútbol-Sala ahora no estaríamos hablando de esto.
Del Tiro al Plato podríamos decir lo mismo: ¿saben ustedes que hay una Asociación de Cazadores?.
¿Por qué no se ha citado a la Asociación Fuentelera para pedirles que representen alguna de sus obras de teatro?.
¿O a la Asociación Todavía, para que repitan la proyección del último viaje de nuestro tren, que tanto éxito tuvo?.
¿Se ha contactado con la Asociación Juvenil para realizar alguna actividad?.
¿Se ha pedido a los profesores de música que den algún concierto en agosto?.
Lamentamos que no se valoren ni se tengan en cuenta la riqueza que tenemos contando con esas asociaciones y esa gente dispuesta a colaborar en todos estos temas, y se renuncie a buscar otras alternativas, independientemente de las que nos vienen dadas, al socorrido programa de toros, encierros y verbenas?.

Estamos hablando del Programa de las Fiestas de Agosto y, discúlpenos porque, en realidad oficialmente no sabemos nada de ese programa.
Sabemos extraoficialmente que les han propuesto, y han aceptado, exponer las obras realizadas por el recientemente fallecido Juan José Hernández. Lumbrales, afortunadamente, cuenta con verdaderos artistas locales que han ofrecido en más de una ocasión la cesión de sus obras a la localidad. Esta sería una buena ocasión, con la también inminente apertura del nuevo Museo, para abordar este tema, que ya hemos propuesto en ocasiones anteriores, y comiencen las gestiones que lleven a la creación de un Museo de artesanía y cultura local en la Torre del Reloj, que ya ha cumplido sobradamente con su último cometido.

Desde el principio de la Legislatura venimos solicitando unas Bases que permitan seleccionar con objetividad y criterio a las personas que puedan acceder a las pocas plazas laborables que se convocan. Su respuesta ha sido, y sigue siendo, contratar directa, y reiteradamente a veces, a quienes les parece oportuno, una postura respetable desde la perspectiva de una empresa privada, pero no desde un ente público como un Ayuntamiento, donde además de supuestos criterios económicos deberían considerarse otros de índole social o familiar, especialmente en estos tiempos de crisis en los que muchas familias lo están pasando verdaderamente mal. Mirar por los intereses del Ayuntamiento también supone mirar por el interés de todos y cada uno de sus habitantes, algo que parece que se olvida a menudo.

Entre esos trabajadores elegidos arbitrariamente está también el contratado para cubrir la plaza del Telecentro. Quizás al público de esta sala le gustaría saber qué requisitos se han pedido para cubrir esa plaza, o por qué se ha sacado a jornada completa un servicio que en principio no tiene tanta demanda, sin planificar previamente su contenido. Hubiera sido una buena ocasión, la nueva y eventual reapertura del Telecentro, para centralizar en la biblioteca ese servicio, suprimiendo así parte del desorbitado gasto en telefonía que venimos denunciando desde el principio.

Y si para contratar trabajadores se siguen criterios supuestamente empresariales, y decimos supuestamente porque ni siquiera se considera la -desgraciadamente- amplia oferta existente, para contratar obras menores, como las realizadas recientemente en las piscinas municipales, ignoramos qué criterios se han seguido. Desde luego no nos consta que se haya hecho una oferta pública o se haya pedido presupuesto a empresas de la localidad.

En la Residencia de mayores entra y sale gente sin que la Comisión correspondiente, que es la que tiene que proponer al alcalde las nuevas altas, tenga información alguna. Eso y otras cuestiones me obligan a anunciarle que, desde este momento, tiene usted a su disposición mi renuncia a seguir formando parte de la misma.
Llevamos dos años con unos Presupuestos Generales prorrogados de una Corporación anterior. Es lamentable que no seamos capaces de elaborar con criterio propio ni siquiera un esquema básico de los ingresos previsibles y las principales partidas donde gastarlo.

   De la Concentración Parcelaria ignoramos si se está haciendo algún tipo de seguimiento, e imaginamos que tampoco ha habido contactos con ADIF sobre el tema de la posible recuperación de la vía.

   El punto BTT, de las bicicletas todo terreno, se ha convertido en una buena solana para los vecinos del barrio, que como todos los demás ignoran para qué sirve y porqué ni se inaugura ni se utiliza.

   Seguimos pensando, como ya le dijimos el año pasado, que existe una auténtica parálisis en la actividad municipal, uno de los principales motores de la economía del municipio, que ha dejado sin trabajo a un buen número de personas que dependían de estos recursos. No sabemos que se estén estudiando alternativas o fórmulas para el fomento del empleo a pesar de que, como recordará, en su Programa Electoral llevaban el "Compromiso en la creación de puestos de trabajo, fomento del autoempleo y búsqueda de subvenciones para escuelas taller". El balance de estos dos años es realmente negativo.

   También prometían ustedes "potenciar los puntos turísticos de la zona, ampliar su difusión y facilitar el acceso". Las Merchanas siguen abandonadas a su suerte. El Museo se ha retrasado dos años y nace con lo que, imaginamos, no deja de ser una plaza temporal y en precario.

   Hemos vivido estos años de espaldas a la comarca, pese a tener la enorme ventaja de presidir la Mancomunidad, lo que nos debería otorgar un lugar privilegiado para coordinar servicios o hacer propuestas conjuntas. Sólo con una visión, un trabajo y un proyecto comarcal se puede conseguir romper con la tendencia tan negativa que llevamos.

   En fin, sr. alcalde. Nos sentimos como el convidado de piedra, formando parte de un Ayuntamiento que sólo nos requiere para votar las disposiciones que nos vienen impuestas desde otros organismos.
   Sentimos que nuestras opiniones y propuestas, pese a ser inicialmente valoradas sobre el papel, se quedan casi siempre en el olvido.
   Sabe sobradamente que no buscamos méritos políticos ni tampoco gratificaciones de ningún otro tipo, que nuestra única preocupación es sentirnos útiles para este municipio.    
   Esa fué nuestra ilusión cuando entramos y nos pusimos a su disposición.

   Lamento decirle que, al día de hoy, buena parte de esa ilusión la hemos perdido.

Muchas gracias


jueves, 9 de mayo de 2013

Viva el vino!

Esta tarde, creo, se habrá celebrado la "romería" a la ermita de San Gregorio. Y digo creo porque no he visto que el equipo de gobierno, la concejalía de cultura o el alcalde hayan hecho ningún tipo de convocatoria pública. Pero tampoco han anunciado lo contrario, que no se fuera a celebrar, por lo que supongo que, aunque el tiempo haya amenazado lluvia, la misa y la consiguiente procesión rogando por nuestras viñas y bendiciendo nuestros campos se habrá celebrado como de costumbre. 
No habrá servido para mucho, me temo, porque de no producirse un milagro, la bendición de este año no conseguirá recuperar parte de una vendimia que, debido a los rigores del tiempo, ya se da por perdida. 
La festividad de San Gregorio, ausente durante unos años, recuperó en la década de los 80 del siglo pasado parte del esplendor que le dio sentido en su día. Ya no había tantas viñas, ni la necesidad de guarda que las vigilara, pero se añoraba la celebración, y un grupo de lumbralenses consiguió recuperar y restaurar la imagen del santo y a la propia ermita, con su campana incluida. Desde entonces, con la colaboración del Ayuntamiento, esta fecha es una de las más auténticas, más íntimas y más nuestras de las que se celebran en la villa.  Similar al lunes de aguas, pero sin la dispersión de ese día... y con el aliciente de una misa, una charanga y una sangría.  Y para evitar la inercia y la rutina en la que caen muchas tradiciones, el Ayuntamiento hizo un nuevo esfuerzo (un Ayuntamiento socialista, por cierto) y le dio un nuevo impulso acondicionando el camino de acceso y los alrededores con árboles, mesas, parrillas y zona de juego para los más pequeños.
Ahora hubiera sido el momento de dar un paso más, organizando una cata de vinito de Lumbrales, por ejemplo, que sirviera para motivar un poquito a los escasos viticultores que siguen luchando por conservar nuestras viñas.
Pero lamentablemente esto no ha sido así. Efectivamente la romería la ha celebrado el pueblo (se puede ser pobre sin perder la alegría) pese a la renuncia de nuestro Equipo de Gobierno, alcalde o concejalía, a convocar y organizar los actos de este día. Podemos entender que se prescinda de una charanga que, en el peor de los casos, puede solventarse con música de lata previamente seleccionada y bien reproducida. Pero no entendemos que se supriman hasta los vasos y que se mendiguen unos litros de bebida.  
Pero, en fin. Gracias a todo eso, hoy hemos conseguido ahorrarnos unos dos euros de fotocopias, casi cuatro euros en vasos de plástico y alguno más en los costes de la sangría. 
Hoy podemos presumir de que tenemos un Ayuntamiento más rico, aunque sea a costa de la ciudadanía. En un tiempo no muy lejano uno y otra iban de la mano, pero la socorrida crisis permite que una nueva forma de política este calando: mantener el barco a flote aunque sea a costa de la tripulación. No esperen que asumamos esa filosofía.
_____________________________________
(Información en el contenedor: AGRADECIMIENTO GENERAL A Café Bar Rest Florida, José Barrientos, Aquilino Bartol, Gregorio García, José María Sánchez, Mª Isabel Sánchez, José Santiago, Por su aportación altruista de productos para la confección de esta apetitosa SANGRÍA. Y en especial a D. Angel Miguel, por su confección y eficaz distribución.
CADA USUARIO DE SANGRÍA, irá provisto de su correspondiente VASO. A todos, muchas gracias).

lunes, 29 de abril de 2013

Abriendo puentes

"Si no se avanza, se retrocede", declaraba nuestro alcalde a Miguel Corral, de Las Arribes al Día, en una entrevista en la que, entre otras cosas, opinaba también sobre la recuperación de la vía férrea, considerando que es necesario adecuarla "como recurso turístico, no sólo para Lumbrales, sino para toda la comarca". Es cierto, como dice don Pedro, que es difícil esperar algo de otras instituciones al respecto, pero si de verdad existe el apoyo del Ayuntamiento de Lumbrales como asegura, desde esta página le invito a que lo haga realidad con hechos y no sólo sobre el papel de las buenas intenciones y de lo políticamente correcto. 
Para empezar, quiero recordarle que hace casi un año que suscribimos en Pleno el Borrador del Convenio de Colaboración Sostenible con ADIF para reabrir las negociaciones que permitan la reutilización de la vía desde La Fuente de San Esteban hasta la Fregeneda. Estaría bien que usted por su parte también se lo recordara a ADIF y utilizara su influencia política, que nos consta que la tiene, para intentar avanzar en ese tema porque, es verdad, si no se avanza, se retrocede. 

Aunque no dudo de su "contacto permanente con la Asociación Tod@vía", quizás aún no sepa que ayer domingo, 28 de abril, conseguimos recuperar para el tránsito peatonal el vetusto puente de hierro de San Pedro. Las viejas y deterioradas tablas, que suponían un auténtico riesgo para quien se aventurara a cruzarlo, han sido reemplazadas por otras nuevas. Un montón de trabajo, de tiempo y de dinero de los voluntarios de esta Asociación que revaloriza y recupera para el ocio una infraestructura histórica de nuestro municipio situada en un entorno privilegiado. 
Por cierto, qué ruta tan bonita para hacerla a pié o en bici; lástima que el camino de acceso esté en tan malas condiciones en algunos tramos. ¿No podría el Ayuntamiento hacer un pequeño esfuerzo para acondicionarlo algo?. Sería un gesto realmente importante en esa dirección de la que hablaba, la necesidad de recuperar la vía como recurso turístico para toda la comarca. Ya sabemos que nuestro Ayuntamiento no está para grandes inversiones, pero tal vez con un pequeño esfuerzo económico y potenciando eso que define a la Asociación Tod@vía y que, nos consta, usted también suscribe y valora, el voluntariado, se pudiera conseguir.  
Y ya, para terminar, hay otra cosa que le quiero pedir. El puente de San Pedro ha quedado muy bien, pero no es el mejor ni el más transitado de esta espectacular ruta ferroviaria que se ha dado en llamar de los túneles y los puentes. A partir de la estación de La Fregeneda los trabajos de recuperación serían mucho más valorados y podrían ser utilizados para el disfrute y el ocio por una mayor número de turistas. Pero tenemos un problema: en esa zona es más fácil destrozar estaciones, quemar puentes o llevarse raíles que poner tablas o arrancar escobas en un intento de recuperar el tiempo, el espacio y el dinero perdido. Estamos en zona Parque, ya sabe. Las personas podemos extinguirnos por estos parajes, pero las cigüeñas, los murciélagos o las águilas perdiceras no. ¿Por qué no habla con alguien de Medio Ambiente y le sugiere que, cuando menos, miren para otro lado durante los próximos dos o tres años?. Sólo mientras arreglamos y mantenemos lo que ellos, como representantes de nuestras Administraciones Públicas, tienen la obligación de mantener y conservar. Es un favor que le hacemos desinteresadamente, de verdad, sin reproches. Y le aseguro que tampoco las cigüeñas, o los murciélagos, o las águilas perdiceras, se lo reprocharán.  




domingo, 14 de abril de 2013

El caseto

Ayer fui a Las Merchanas. Impresionante. El cauce del Camaces, especialmente tras su paso por la pesquera, baja pletórico y cristalino sorteando cientos de pequeñas cascadas. Un auténtico espectáculo de la naturaleza, a pesar del exceso de vegetación, ramas secas y suciedad que se acumula en algunas partes.
¡Qué pena que nadie haga nada por evitar esa imagen!.

El molino del tío Justo, sin embargo, sigue decepcionando a quienes, atendiendo sus indicaciones, introducen sus manos por la ventanilla de la puerta esperando ver lo que nunca sale. Son 90 segundos de suspense y muchos minutos de decepción. 
¡Qué pena que nadie se preocupe por solucionar ese tema!.
Paseando por el castro, arriba y abajo del río, visitando el mirador del Pozito Manzano, empapándonos una vez más del misterio de las piedras milenarias de las murallas, de ese olor irrepetible del campo en primavera, de los mil colores de sus plantas y sus flores... llega un momento en que el cuerpo te pide un poco de reposo para asimilar todas esas sensaciones, para contemplarlas desde la distancia y la relajación.
Y es entonces cuando se hecha de menos el caseto.
Porque, vamos a ver, aunque siempre haya alguien que discrepe, a casi todos nos ha gustado que se medio recuperara el Castro (falta mucho para considerar que se ha recuperado del todo), tanto por su revalorización histórica como turística. Pero eso ha costado dinero, como costaría mantenerlo si se hiciera -que no se hace-, y todos deberíamos contribuir con ese gasto. ¿Cómo?. Pues una forma muy gratificante sería, por ejemplo, con el susodicho caseto. Todos nosotros, aunque no dispongamos de uno propio, sabemos lo que se disfruta en el campo teniendo un lugar donde terminar la jornada, o donde partirla, o donde empezarla, con un poquito de "civilización", con una buena merienda y una buena bebida, el fuego de una chimenea, una conversación relajada y algo de música de fondo. Si existiera eso en Las Merchanas, aunque sólo fuera durante los fines de semana, podríamos recuperar parte de esa inversión y de esos costes de mantenimiento. Un lugar rústico, mimetizado con el entorno, donde tomar un refresco en verano y calentarnos en invierno; donde aprender un poco más de la historia que hemos tocado con nuestras manos, mediante proyecciones como la que no podemos ver en el molino del tío Justo. Un refugio para aprehender lo que hemos visto, lo que hemos oído, lo que hemos olido.
¡Qué pena que nadie luche por conseguir algo parecido.!
Al volver a casa me acuerdo del Museo Arqueológico, del nuevo, del nonato, otra obra terminada que no se inaugura, como el Parque de Aventura de San Felices, el Centro de Visitantes de Vega de Terrón, los miradores, el punto BTT... Tenemos un montón de aeropuertos sin aviones en nuestra comarca... ¡qué pena que nadie acepte la responsabilidad de abrirlos, de buscar su viabilidad o de asumir su ruina!.  



domingo, 3 de febrero de 2013

Legendario Froya

Creo que en este blog todavía no hemos hablado de nuestro humilde arroyo Froya, ese que la buena Adela se empeña en glorificar adjudicándole paralelismos y connotaciones etimológicas con la legendaria Troya de Aquiles. Y no le falta razón. Para quienes lucimos canas es, sin duda, uno de los lugares más emblemáticos y queridos del pueblo, donde pasamos muchas horas de nuestra infancia y vivimos gran parte de nuestras imaginarias aventuras. Es parte de nuestra historia. Que no tiene mucho de legendaria, es cierto, pero es historia y es nuestra, aunque sea con f y con minúscula.
Hoy este Froya no pasa por sus mejores momentos, seco y sucio durante la mayor parte del año y, para más inri, acribillado con esas horrorosas arquetas que alguien permitió colocar un no muy lejano día.
Pero hace sólo unas décadas su aspecto era bastante diferente: allí hemos visto, incluso en verano, patos nadando y gallinas picoteando en sus orillas (eran españolas, no jericoanas); hemos chapoteado con nuestras catalinas*, hemos retenido sus pequeñas corrientes con rústicas y endebles presas de barro, lanzado piedras (era frecuente que nuestras madres nos mandaran a tirar piedras pal arroyo cuando querían perdernos de vista), cruzado los puentes y saltado las puentes; nos hemos arañado con sus zarzas y picado con sus ortigas, perseguido lagartijas y rastreado ranas... En fin, mil aventuras de las que dejan marca en la vida.
No sabemos hasta qué punto el cambio climático ha podido influir en sus largos periodos de desertización, alternados con esporádicos episodios de fuertes crecidas, pero lo que sí parece evidente es que desde su canalización, que no dudamos fuera necesaria, no ha vuelto a recuperar su alegría.

Y ya que de forma natural no es posible verlo correr durante la mayor parte del año, quizás habría que estudiar la forma de que lo hiciera de forma artificial algún día. Tal vez no fuera demasiado costoso. Es más, tengo entendido que una de las empresas que pujaron por quedarse con la última adjudicación de las obras de la depuradora estaba dispuesta a incluir en su proyecto tanto esa posibilidad como la iluminación de alguna de sus puentes de piedra. Puentes, por cierto, que ya deberíamos haber declarado bien de interés cultural o cualquier otra figura jurídica a nivel local que las protegiera de posibles futuros iluminados que pudieran tener la tentación de cargárselas algún día. Lamentablemente la empresa a que nos referíamos no salió elegida: era de fuera y se quedó fuera, y con ella se nos fueron las luces y nos llegaron las arquetas que tanto lucen hoy día. Nos lucimos, está claro. ¡Qué vamos a hacer!. 
Dudamos de que sea fácil ahora remediar ese entuerto, pero limpiarlo de vez en cuando y hacer pequeños muros de contención en dos o tres lugares para retener el agua y buscar la forma de que circule no sería tan complicado y podría devolverle parte de aquella imagen perdida. Si a alguien se le ocurre una forma fácil y no muy costosa de hacerlo nos gustaría conocerla. Se la pasaríamos al ayto y abogaríamos por hacerla realidad a lo largo de la legislatura. 

* En 1931 el compositor español Pablo Sorozábal estrenó una zarzuela llamada katiuska. La protagonista de esta zarzuela llevaba unas botas altas, de ahí el nombre de estas botas: Katiuska es un diminutivo cariñoso del nombre ruso Katia, (abreviación de Ecaterina, Catalina en español) que deriva de la palabra griega Katarios, limpio, puro).